Gracias a Ti Señor por la experiencia
De volver a encontrar nuestro camino
De poder disfrutar el mejor vino
En el ocaso de tanta paciencia

Gracias oh Dios por tu magnificencia
Por no tomar en cuenta el desatino
Al ignorar el rumbo cristalino
Diseñado para nuestra existencia

Gracias por el temor y la Fe plena
Que siempre nos conduce de Tu Mano
Sabiendo que esperar nunca es en vano
Porque tu Amor perdona, no condena

Gracias por usarnos como instrumento
De Tu Gracia ¡en tanto sufrimiento!

Anuncios