Dime si no lamentas
No haberte sumergido
en el hondo regreso
de tu rostro perdido
en el árido espejo
que marchaba contigo
no haberte conformado
con un amor sencillo
componiendo azulejos
en los veranos frios
construyendo veleros
sin salir de Arecibo

No haberte despertado
A mitad del camino
Con múltiples zapatos
En tus manos de vidrio
Buscando presentarles
El antiguo frasquito

Dime si no lamentas
Ahogar lo prometido
En un trago curioso
Que compró tus sentidos
Con décadas de encanto
De ficción y delirio

Dime si no lamentas
No haberme dedicado
Una sola oración
En tu palacio
Tal vez te hubiera oído
Y no hubiera esperado
Que el planeta girara
Y se inclinara tanto
Pero no importa…
Siempre regresaría
¡Tarde o temprano!

Anuncios