Cuando veas la tarde
Como un tren que se aleja
Como un niño inventando
Un barquito sin velas
Todavía no ha llegado
La obscuridad completa
Es el cuadro
La hora
Donde el soñar
Comienza
Donde aquellas cortinas
Pesadas se desprendan
Y el rostro de otra luna
Se dibuje en tus fuerzas

Cuando veas la noche
Como el tren que se acerca
Como el anciano triste
Contando las estrellas
Es la hora de abrir
Al corazón tus puertas
Es el círculo tenue
Que tu vivir encierra
El segundo comienzo
Que a todos nos despierta.

Anuncios