¿Por qué interrogas la respuesta viva
si el corazón es mudo y ciega su razón?
¿cómo pedirle a la distancia cita
o al tiempo inerte la transportación?

Como ríos invertidos nos cruzamos
y seguimos nuestro cauce sin dolor
las aguas mutuamente concentradas
superando en su intercambio su valor

Obviaremos remolinos y cascadas
obedientes a la voz de la creación
y veremos la hermosura retratada
en el eco que escribió nuestra canción.

Anuncios