Desde el grato respirar de la mañana
Huele a fresas tu sonrisa en mi jardín
En el eco de tus sueños se construye
Un concierto de pasiones sin abrir

Paralelo a la rutina el pensamiento
Se refugia en la esperanza de un tal vez
Sin embargo el reloj rige otras pautas
Deshojando en carne viva nuestra fe

Yo confío en el esfuerzo… en la pasión
En el surco donde embriona lo que fue
En el mármol que alimenta este futuro
En el fuego inextinguible de querer

Anuncios