Señor, te doy gracias por haberme creado
por dejarme crecer sintiendo tu Presencia
por esconder mi corazón en Tu Mano de Gracia
por mostrarme “caminos” hambrientos de Tu Senda

Te doy gracias Señor, por este dolor grave
si Tú lo has permitido, diré que es alegría
Tú que guías mis pasos claramente lo sabes
no abandono tu causa ni tampoco la mía

Yo no escogí este rumbo poblado de sorpresas
sólo pude guiarme por un fervor de amarte
las brújulas fallaron lanzándome a una selva
donde Tu Mano siempre lograba señalarte

Señor te doy más gracias por haberme ofrecido
el dulce privilegio de amar profundamente
amor que me guiaba como un faro encendido
hacia una playa oscura apenas existente

Por fin sé que la orilla es real y esperaba
el calor de mis pies y Tu Voz en mis brazos
portando la Noticia, el Perdón, la Alabanza
y estoy como Moisés, de lejos contemplando

Gracias, gracias Señor por tu fiel companía
a través de un desierto ya casi termidado
danos dominio propio, amor, sabiduría…
para que todos sepan que pudimos lograrlo

Te doy gracias Señor, por la Fe que hoy germina
en corazones puros que siempre siempre amaron
esperando Tu Amor, Tu Paz, Tu Luz divina
¡Señor, te doy gracias… Por habernos creado!

Anuncios