Y pensar que estás ahí enjaulada en una imagen
Ensayando corazones sin saber cuál escoger
Que no puedo si pudiera desleerme en la distancia
Y guardar en otro espejo el destino de mis pies

Pero el agua fluye fresca, pura, tibia, perpetuada
Donde una sola gota llega al fondo de tu sed
Y refrescas un pasado y un futuro que revela
El perdón y la caricia en el jardín de tu piel

No es en vano, todo es cierto
Lo que todos ya no ven
Entre el sueño y la vigilia
Entre el miedo y la nostalgia
Resucitan mariposas
Que almacenan nuestra fe

Anuncios