– “Sand, sand, rapid sand, sand on valleys without time”

Detrás de los balcones desde donde te pienso
Más allá de la sombra que empequeñece el triángulo
se me agiganta un cuágulo de piedra en la mirada
al escuchar las gotas de tu nombre en mi sangre

Me hundo en arenas, pido lumbre, me pierdo.
A través de la lluvia que tambalea mi barco
se me quebranta el cálculo de fuerza en las pisadas
al presentir que brotan de mi frente puñales.

Después de la tormenta vengo gris a tu sueño
a buscar una fibra para coser mis ánimos
Quiero el suspiro tácido que enhebra tus mañanas
y saborear las notas de tu olor en mi aire.

L.A. ’79

000000000000000000000000000000

— a la mujer que me enseño a ser niño

Tu eres mi reina
porque sólo tu sabes comprenderlo
que también yo nací de carne y hueso
que mi sangre no es azul sino espesa,
que mis ojos también conocen el peso de una lágrima
que mis noches se llenan de pensamientos largos
y en esos pensamientos dices que me perdonas

Tu eres mi reina
pues aún en la ausencia tu presencia me late
como un corazón nuevo cubierto de rocío
y se pone de pie mi paz y mi alegría
y comienza a bailar nuestro recuerdo,
juntos en una mesa o en el suelo
o por aquellos parques que parecían el mundo,
tejíamos la calma de aquellas primaveras
componiendo el poema que aprendió tus secretos.

Tu eres mi reina…
Porque sólo tu sabes comprenderlo.

L.A. ’79

Anuncios